LA COOPERACIÓN ARGENTINA EN EL MUNDO

La Dirección General de Cooperación Internacional (DGCIN) coordina las relaciones de cooperación técnica y científico-tecnológica de la Argentina con los distintos países del mundo, formulando estrategias de cooperación y participando en las negociaciones respectivas.

A fin de posibilitar la concreción e implementación de la política de cooperación internacional, la Argentina creó el Fondo Argentino de Cooperación Sur-Sur y Triangular (FO.AR). Este Fondo, que posee una trayectoria de más de 20 años, posibilita el desarrollo y implementación de proyectos de cooperación técnica internacional bilaterales y triangulares, a través de los cuales expertos gubernamentales de nuestro país y de nuestros socios trabajan conjuntamente en el intercambio, adaptación e implementación de políticas públicas para el desarrollo inclusivo, la gobernabilidad democrática, el avance científico-técnico y el respeto de los derechos humanos.

Luego de una década de acciones de Cooperación Sur-Sur a través de este Fondo, la Argentina decidió ampliar y profundizar su política de cooperación internacional. A partir del 2003, nuestro país se propuso la implementación de proyectos de cooperación de más largo plazo a fin de dotar de mayor continuidad las relaciones bilaterales de cooperación y alcanzar resultados sostenibles en cada uno de los proyectos. Se procuró, asimismo, que éstos involucraran temáticas de un alto impacto para el desarrollo y que fueran enmarcados en programas de cooperación bilaterales de dos años de duración, a fin de dar garantizar el seguimiento y la evaluación de las acciones desarrolladas permitiendo que los Estados participantes mejoráramos cuantitativa y cualitativamente los resultados de nuestra cooperación.

En este marco, también se aseguró respetar en cada Programa bilateral, las especificidades, necesidades e intereses de cada uno de los países parte de los proyectos. Así, nuestros Programas de Cooperación son el resultado de la sinergia de las estrategias de desarrollo de ambos Estados involucrados. Asimismo, en consonancia con la decisión estratégica de nuestra política exterior de priorizar la región latinoamericana, a partir del 2003 se buscó y se logró fortalecer la cooperación técnica con la región, a fin de contribuir a la integración y a la reducción de las asimetrías regionales con acciones concretas.