LA COOPERACIÓN ARGENTINA CON PROVINCIAS Y MUNICIPIOS

En las últimas décadas, los actores locales han comenzado a cobrar un mayor rol en el ámbito de las relaciones internacionales.  A través de la globalización y los nuevos medios de comunicación se han multiplicado las instancias de acercamiento entre localidades en distintos puntos del planeta. Un modo de contacto entre estas unidades se produce a través de la cooperación descentralizada.

La Dirección General de Cooperación Internacional (DGCIN), teniendo en cuenta el lugar que esta cooperación ocupa en el marco de la cooperación al desarrollo, incluye entre sus líneas de acción a la Cooperación Descentralizada,  teniendo en cuenta las políticas fijadas por el gobierno nacional, que basa sus postulados en forjar relaciones con los pueblos alrededor de los conceptos de  equidad,  horizontalidad  e  igualdad , para alcanzar objetivos compartidos en pos de propiciar el desarrollo autónomo de los pueblos que garantice la inclusión social de todos los sectores.

La cooperación descentralizada en un sentido estricto, consiste en la cooperación realizada entre las administraciones subestatales (provincias, municipios, departamentos, regiones ,estados federados, comunidades, distritos, mancomunidades, cantones, etc) de diferentes países, que cuentan con capacidad de llevar adelante vínculos basados en relaciones horizontales para el logro de beneficios mutuos. A través de la misma, se promueve la colaboración técnica, teniendo en cuenta  las  ventajas recíprocas de los socios. Los proyectos  son co-financiados  (aunque no necesariamente en partes iguales) por los gobiernos locales que buscan vincular los puntos débiles y fuertes de  los respectivos territorios para su complementación, con el objetivo de contribuir a sus respectivos desarrollos.

Este modo de relacionarse favorece el intercambio y las alianzas estratégicas de igual a igual en temas técnicos y organizativos, al tiempo que propicia el establecimiento de relaciones políticas e institucionales enraizadas en la dimensión territorial más cercana a los habitantes de las comunidades.

La generación de vínculos de cooperación descentralizada, contribuye al desarrollo local en un enfoque integrado del mismo, que comprende el desarrollo económico, social, cultural, ambiental, institucional y humano de los  territorios involucrados. Esos vínculos deben estar enlazados con la política exterior de los estados nacionales.

Desde el año 2003 la Dirección General de Cooperación Internacional trabaja permanentemente a fin de generar escenarios posibles para impulsar la cooperación descentralizada en apoyo a los gobiernos locales, facilitando y propulsado los vínculos entre los actores de los gobiernos provinciales y municipales argentinos y sus pares de gobiernos locales de Europa y América Latina principalmente, en un trabajo coordinado con nuestras Representaciones en el exterior.

Cooperación Descentralizada en la Argentina