INSTITUCIONAL

La Argentina concibe a su política exterior como una herramienta esencial para preservar y defender la soberanía e intereses del Estado y los derechos de sus habitantes en el ámbito regional y global, así como también para contribuir a la expansión, consolidación y difusión de un enfoque de desarrollo económico sustentable y socialmente inclusivo que persiga la mejora de la calidad de vida de nuestras poblaciones, la distribución equitativa de la riqueza y el avance de la justicia social.

En este sentido, como materia integrante de nuestra política exterior, la cooperación internacional está en consonancia con estos postulados y así se presenta como una herramienta fundamental para contribuir al logro de dichos objetivos bajo el principio de solidaridad con otros pueblos. La política de cooperación internacional de la Argentina se ha construido sobre la base de nuestra pertenencia a la región latinoamericana y al mundo en desarrollo, donde compartimos la convicción de que la cooperación debe plantearse en un plano de horizontalidad, en el cual los Estados nos asociamos para encontrar a través del trabajo conjunto las estrategias y políticas más adecuadas para responder a nuestras necesidades y superar los desafíos que nos plantea el desarrollo como Estados soberanos.

En el 2003, dicha política se profundizó cuando nuestro país tomó la decisión estratégica de dar un giro a su política exterior, dando prioridad a una política de alianzas regionales cimentada en la unidad de objetivos, entendiendo a Sudamérica no sólo como un área de interés comercial sino como un espacio de interés estratégico y de integración de los pueblos, e hizo del restablecimiento y ampliación de los márgenes de autonomía nacional un eje fundamental de la política exterior para reposicionar internacionalmente a nuestro país.

Sobre estos postulados, se erige la política de cooperación internacional de Argentina con el objetivo de coadyuvar y fortalecer las capacidades estatales propias y de nuestros socios, siempre, sobre la base de las estrategias nacionales de desarrollo, sin condicionantes ni imposiciones y respetando el principio de no intervención en los asuntos asuntos internos.

Ello, encuentra su fundamento en la convicción de nuestro país de que las respuestas deben surgir del recorrido propio de cada uno de nuestros pueblos y no consistir en modelos impuestos con matrices económicas y socio-culturales foráneas. Por este motivo, la Argentina ha adoptado la Cooperación Sur-Sur como la matriz filosófica de su política de cooperación internacional. Esta tradición argentina, reconoce sus orígenes en el proceso de descolonización desarrollado en la década del ‘60 y en el surgimiento del Movimiento de Países No alineados y sus postulados sobre un Nuevo Orden Económico Internacional, en los años´70. Fue en ese contexto en el que empezó a tomar forma la idea de la Cooperación Sur-Sur como concepto, con entidad propia, diferenciado del conflicto Este-Oeste imperante durante los años de guerra fría y alternativo respecto de las relaciones Norte-Sur.

En este marco, tanto la agenda bilateral como la sostenida en los espacios multilaterales resultan fundamentales y complementarias. Una agenda bilateral de Cooperación Sur-Sur contribuye con los mecanismos de integración y concertación política y económica, incrementando el conocimiento mutuo y promoviendo un mejor entendimiento, que facilita la concertación de posiciones en ámbitos multilaterales. En particular, los espacios regionales resultan necesarios para avanzar en forma conjunta garantizando el beneficio y desarrollo mutuo de los países miembros y la reducción de las asimetrías regionales.

En esta línea, se ha avanzado en el MERCOSUR donde nuestra región ya se dotó de sus propios lineamientos de cooperación internacional que adopta los principios de la Cooperación Sur- Sur. Más recientemente y en sintonía, la CELAC recorre el mismo camino y creó el Grupo de Trabajo de Cooperación Internacional que responde a los mismos postulados y que buscará potenciar las sinergias regionales. El actual contexto internacional que estamos viviendo, ha intensificado los cambios que se venían produciendo en los flujos de la cooperación internacional.

La crisis que estamos transitando ha llevado a los cooperantes tradicionales a reducir y concentrar sus aportes para la Ayuda al Desarrollo, que pone en evidencia las debilidades e insuficiencias de este tipo de cooperación. La Argentina entiende que este contexto, lejos de convertirse en un obstáculo para la cooperación internacional constituye una importante oportunidad para nuestros países. La Cooperación Sur-Sur, tanto bilateral como triangular se esta consolidando como un pilar del accionar internacional del mundo en desarrollo. En base a la expertise adquirida, es tiempo de mostrar la potencialidad de la Cooperación Sur-Sur, en tanto pone énfasis en el fortalecimiento de las capacidades de nuestros Estados por sobre la dependencia de recursos “donados”.

Para el cumplimiento de su misión, de acuerdo a lo establecido en el Decreto 878/2008,  la Dirección General de Cooperación Internacional cuenta con una estructura organizada alrededor de sus líneas principales de trabajo:

  • La Dirección de Cooperación Bilateral 
  • La Dirección de Cooperación Multilateral
  • La Dirección de Proyectos de Cooperación Internacional

 

A los efectos de cumplir con sus objetivos, la DGCIN cuenta con dos Redes Institucionales de soporte: una de política exterior, en la figura del apoyo que brindan a sus actividades las Representaciones Diplomáticas argentinas en todos los países del mundo, y la otra al interior del país en el país, basada en la contribución de una red de Puntos Focales provinciales. Igualmente, se realiza una activa colaboración con los titulares de los organismos nacionales sectoriales en la definición de las estrategias de cooperación internacional.

 

• Dirección General de Cooperación Internacional

Conmutador: (5411) 4819-7000 Int.: 7268 / 8047
Tel. Directo/s: (5411) 4819-7268
Fax: (5411) 4819-7272
Dirección: Esmeralda 1212, Piso 12 (C1007ABR) C.A.B.A.
Correo Electrónico: dgcin@cancilleria.gob.ar

• Dirección de Cooperación Bilateral

Conmutador: (5411) 4819-7000 Int.: 7273 / 7268 / 7280
Tel. Directo/s: (5411) 4819-8486
Fax: (5411) 4819-7272
Dirección: Esmeralda 1212, Piso 12 Oficina N°1204 (C1007ABR) C.A.B.A.

• Dirección de Proyectos de Cooperación Internacional

Conmutador: (5411) 4819-7000 Int.: Mesa de Entradas: 8819 / 7458 / 7435
Fax: (5411) 4819-7507
Dirección: Esmeralda 1212, Piso 2 Oficina 204 (C1007 ABR) C.A.B.A.
Correo Electrónico: dproy@cancilleria.gob.ar

• Dirección de Cooperación Multilateral

Conmutador: (5411) 4819-7000 Int.: 7266 / 7460 / 7464 / 7284
Tel. Directo/s: (5411) 4819-7266
Fax: (5411) 4819-7272
Dirección: Esmeralda 1212, Piso 12 Oficina N°1204 (C1007ABR) C.A.B.A.